Carta de despedida del expresidente de Supernova Jorge Hernández Bernal

Carta de despedida del expresidente de Supernova, Jorge Hernández Bernal

Hace casi dos años que fundamos esta asociación, desde entonces y hasta ayer mismo, yo he sido su presidente, y la mayoría de los socios fundadores hemos seguido ocupando los mismos cargos. Desde el primer momento yo me comprometí con la asociación y conmigo mismo a ocupar el cargo de presidente durante un máximo de dos años, en parte porque es ahora cuando acabo mis estudios de grado, y en parte porque creo que es importante que una asociación universitaria avance con diferentes personas al frente; con estudiantes, jóvenes, apasionados, y activos.

Con toda la tristeza, pero sobre todo la alegría por el trabajo bien hecho y la esperanza en el futuro que ello supone, ha llegado el día en que mi presidencia ha acabado. A partir de hoy, la asociación seguirá adelante con una nueva Junta Directiva, es hora de dejarla volar.

Hace un mes, los socios de Supernova, reunidos en Asamblea General, elegimos a la nueva Junta Directiva de la asociación, compuesta por:

  • Jesús Cobián. Presidente
  • Carmen Prado. Secretaria
  • Alba de las Heras. Tesorera

Estos dos años han estado cargados de actividades, por expresarlo en números, hemos organizado cerca de 100 actividades, algunas de aprendizaje en las que han participado en torno a 60 personas entre socios y otros asistentes, y otras de divulgación científica, en las que han participado más de 3000 personas.

Pero más importante que las cifras, es lo que hemos vivido: hemos fundado una asociación desde cero, hemos logrado una masa crítica de socios involucrados en la asociación, que han aprendido a manejar los telescopios y a disfrutar de una noche estrellada, hemos llevado la ciencia a los bares y a las plazas de los barrios: esos sitios donde están realmente las personas a las que queremos alcanzar divulgando ciencia, hemos conseguido un gran apoyo por parte de las instituciones, que a su vez nos han facilitado muchísimo equipo de observación astronómica de gran calidad. Y sobre todo, hemos disfrutado, y hemos vivido unas valiosas experiencias que nunca olvidaremos.

InOMN

Ha sido increíble contar con un equipo tan capaz y animado: Sergio Sanjurjo (Tesorero), David Rodríguez (Secretario), Alba de las Heras, Ana García, Esther García, María Collado, Patricia Vicente (Miembros del Consejo), y muchos más socios que han estado dispuestos a apuntarse a un bombardeo cada vez que hemos liado algo, por mencionar sólo a algunos: Alejandro Pérez, Carmen Prado, Daniel García, Jesús Cobián, María Losada, Pablo Expósito, Sherezade Juárez, nuestro compañero Víctor Mateos, que ya no está entre nosotros, y muchos socios más. Ha sido una grandísima experiencia conocer a otras personas que sin ser socios han participado apasionadamente en nuestras actividades, como Elvira H. García, o Jesús Paniagua.

Para mí ha sido también un gran placer conocer, como representante de Supernova, a personas con las que hemos colaborado estrechamente y que han mostrado una gran profesionalidad y muchas ganas de hacer cosas, muy especialmente a Miguel Battaner, del Espacio de Cultura Científica, que desde el primer minuto nos ha dado todo su apoyo; Agustín Gutiérrez, también del Espacio de Cultura Científica; José Miguel Mateos Roco, Decano de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Salamanca; Cristina Pita, Vicerrectora de Estudiantes y Extensión Universitaria, Nieves, su secretaria; y, saliendo de la Universidad, a Inma Cid, cuya incansable capacidad para llevar la asociación de vecinos del Barrio del Oeste ha sido un modelo; Ángela y Elena, de la asociación de vecinos de Huerta Otea, que está haciendo un gran trabajo; a la Junta Directiva de la asociación de vecinos Virgen de la Salud de Tejares, y un largo etcétera de personas a las que he tenido ocasión de conocer y que han mostrado una incansable pasión por su trabajo.

Han sido dos años llenos de alegrías, de logros, y cómo no, con algunos momentos difíciles. Dos años para recordar con una sonrisa en la cara. La pasión es una de las virtudes humanas que más valoro, y la he encontrado en muchas personas: en los socios de Supernova, en los participantes de nuestras actividades, en aquellos con quienes hemos colaborado… Es hora para mí de despedirme, muy orgulloso de las personas que me han acompañado y con las que he compartido este tiempo, y también de mis sucesores al frente de Supernova, a los que deseo muchísima suerte, muchas experiencias, y muchos buenos momentos. Ojalá esto que hemos empezado perdure en el tiempo y muchos estudiantes tengan ocasión de vivir lo que nosotros hemos vivido.

Jorge

DSC_5546-3

Deja un comentario